¿Como compartir el evangelio?

Feat: Daniel Corzo Arevalo

¿Sabías que cada seguidor de Jesús ha sido llamado a compartir el evangelio?

Sin embargo, muchos seguidores de Jesús piensan de esta manera, “Ayyy no, no se como hacer eso. Yo no puedo hablar en público… Bla Bla Bla” Escucha bien. Compartir el evangelio no necesita ser complicado. No se trata de estar en un escenario con cientos de personas levantando sus manos para dedicarle sus vidas a Jesús.

Compartir el evangelio es simplemente contarles a otros que Jesús se sacrificó a sí mismo por nuestros pecados para que podamos tener una vida nueva, reconciliados con Dios, al depender de su obra de amor en esa cruz.

Habiendo dicho eso, estas cuatro cosas pueden ayudarte a compartir el evangelio con la actitud y el enfoque correcto.

Ten un actitud de humildad

¿Has estado en uno de esos juegos cuando los capitanes escogen a sus compañeros de equipo? Qué horrible ser la última persona escogida. Es humillante, recuerdo cuando estudiaba y era de aquellos que cuando jugaban fútbol se hacia merecedor de que no lo eligieran, siempre pensé que tenia dos pies izquierdos. 1 Corintios 1 nos recuerda que deberíamos haber sido las últimas personas escogidas para ser servidores y mensajeros de Jesús. Sin embargo, Dios escogió a los débiles, a los más bajos, y a los despreciados para llevar su evangelio por el mundo. Es solo por causa de su amor, su misericordia, y su gracia que fuiste hecho parte de su familia y que tienes el honor de compartir las buenas noticias de Jesús. Comparte el evangelio con humildad como servidores honrados reconociendo que realmente no eres “mejor” que los demás.

Somos siervos inútiles; no hemos hecho más que cumplir con nuestro deber.”
[Lucas 17:10]

Que tu dependencia esté en el poder de Dios

En 1 Corintios 1:4-5, Pablo explica como compartió el evangelio: “Y mi mensaje y mi predicación fueron muy sencillos. En lugar de usar discursos ingeniosos y persuasivos, confié solamente en el poder del Espíritu Santo” (NTV). Dios es poderoso; así que, qué tonto sería tratar de hacer discípulos por tu propio “poder.” No es por tu fuerza ni tus palabras que una persona decide seguir a Jesús. La salvación es un trabajo sobrenatural que solo Dios puede hacer. Así que, que tu dependencia esté en el poder de Dios.

Dale toda la gloria a Dios

No te olvides que en el comienzo de la historia, fuimos el polvo que Dios transformó en una creación maravillosa y compleja. Tu trabajo y servicio de compartir el evangelio y servirle a Jesús no merece nada porque no somos nada sin Él. Él es el único que merece la gloria y la adoración. Entonces, para cada logro y para cada éxito, dale a Dios todo el reconocimiento porque a Él es a quien le pertenece.

Sirve con todo tu corazón

Por ponerlo de manera sencilla, lo que haces con tu vida tiene importancia. Cuando terminemos nuestras vidas, lo que hemos hecho será juzgado. Será “una prueba de la calidad del trabajo de cada uno” (1 Cor 3:13). ¿Vas a estar avergonzado de la calidad de tu trabajo para Jesús o vas a saber que hiciste cada cosa con todas tus fuerzas dándole tu todo a Jesús siempre?

Les dejo un pensamiento que llego a mi mente el 31 de Diciembre antes de acabar el año: “Si ser Cristiano fuera un delito, habría suficientes pruebas para ser condenado

“No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos”
[Galatás 6:9]

Anuncios

Un comentario en “¿Como compartir el evangelio?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s