30 años de Silencio

Feat: Daniel Corzo

Hay momentos en los que pensamos que sencillamente nos ha dejado el tren, días en los que nuestra mente nos juega en contra asegurándonos que nuestro tiempo nunca llegara, o que tal vez ya paso y ni siquiera nos dimos cuenta.

Esta vez quiero hablarles de un tema poco mencionado, tal vez por no considerarlo necesario o por tener desconocimiento del mismo, vengo con el deseo de hablar acerca de esos “Días Silenciosos”,de esos momentos de “Anonimato Ministerial”, de esas etapas de preparación que muchas veces no sabemos que estamos viviendo, pero que sin duda son necesarias para el mover de gloria que se manifestará en nosotros.

Puede que hayas venido leyendo y sigas sin entender a lo que me refiero con esos “30 años de Silencio”, lo cuales no son mas que esos años donde NADIE sabe quién eres ni de donde vienes.

Nadie sabía quién era ese “Rubio de Galilea”, el ejemplar hijo de José y María, tal vez algunos vecinos de Nazaret conocían un poco a ese joven que inspiraba confianza pero a la vez respeto, un joven que a simple vista parecía ser un inexperto pero paralelamente transmitía sabiduría que ningún otro joven parecía tener, ese era Jesús, quien durante 30 años de su vida nadie supo de su existencia, ni mucho menos que sería la salvación que la humanidad estaba esperando.

Fueron 30 años de silencio en donde Jesús no realizó ni el más pequeño milagro, ni la mas mínima señal sobrenatural, hasta ese momento Jesús parecía un Joven normal, excepto sus padre quienes sabían que era el Hijo de Dios encarnado. Durante esos años de Anonimato total, nadie sabía que entre ellos habitaba el Salvador del Mundo, JESUS el Mesías.

En esta oportunidad quiero llevar un mensaje a través de estas líneas a aquellas personas que tal vez se encuentran en su etapa de silencio, en esa realidad donde nada “Súper Poderoso” ocurre, donde pareciera que la Promesa que Dios te dio de que te usaría sobrenaturalmente, solo quedo en eso; en una simple Promesa.

Pues quiero hablarte a ti, y darle luz a tu corazón, afirmándote que te encuentras en tus “30 años de Silencio; 30 años de Anonimato”, esos días silenciosos no son más que días de entrenamiento, son días en los que no debes permitir que el desánimo te visite, sino usar ese tiempo para desarrollar en tu interior las cualidades que necesitas tener, para cuando llegue el momento de salir a la escena de las historia, donde la Promesa deja de ser un sueño, para comenzar a ser una realidad.

En esos días de silencio total debes desarrollar y aprender lo siguiente:

  • Desarrollar Carácter: Jesús no desaprovechó esos años de anonimato viendo televisión Israelí o jugando PlayStation. Jesús entendió que todo ese tiempo silencioso, solo sería un tiempo para desarrollar carácter, eso lo podemos apreciar observando su trabajo de carpintería, lo cual demandaba constancia, excelencia, disciplina y precisión. Me imagino que en un momento de su vida Jesús pensó que lo que hacía no se parecía en nada a lo que Dios lo había llamado a hacer, se suponía que el seria un Hacedor de Milagros, un Levantador de Muertos, un Sanador de Enfermos, un Libertador de Cautivos (Lucas 4:18), y en ese momento solo se encontraba cortando y tallando maderas. Mi pregunta es ¿Te encuentras hoy en la misma Situación? Tal vez estas consciente que Dios te llamo a hacer algo fuera de lo común y hoy puede que te encuentre haciendo algo que no se parece en NADA a lo que Dios te dijo que harías, pues tranquilo querido lector: TODO ES UN ENTRENAMIENTO, allí donde te encuentras ¡Dios está desarrollando tu Carácter!
  • Desarrollar Madurez: Estoy plenamente seguro de que Jesús sabía que no todos aceptarían el mensaje que a sus 30 años comenzaría a proclamar, para nadie es un secreto que nuestro Jesús fue señalado, criticado y blasfemado por sectas que rechazaban por completo el Mensaje de Reforma que estaba anunciando. Ante esa oposición Jesús necesitaría madurez suficiente para poder manejar esas situaciones, sin caer en el desanimo, ni en pleitos. Debes estar claro que no todos aplaudirán tus acciones, ni todos aprobaran tu Ministerio, unos lo apoyaran y otros no, por lo tanto Dios necesita desarrollar en ti esa madurez que te ayudara a manejar las criticas y a su vez manejar los elogios para que tu corazón no se enaltezca.
  • Desarrollar Amor Incondicional: Jesús entendió el principio de que “No Puedes Cambiar a un Mundo que no Amas”, por lo tanto El, durante sus años de anonimato, tuvo que ser gestado con el mismo amor que El Padre tenía por la Humanidad. Por eso luego podíamos ver a un Jesús dando su vida en rescate por muchos, ofreciéndose a sí mismo por amor a nosotros. Tu y yo, en nuestros años de anonimato también debemos desarrollar un amor genuino, sincero y de verdad por las personas, ya que ellas desde un principio han sido lo más valioso para Dios.
  • Crecía en Sabiduría: Si algo caracterizaba a Jesús era Su infinita sabiduría. Antes de continuar debemos tener algo claro: Jesús vino a este mundo sin conocer la Palabra de Dios, a pesar de que El era el Verbo hecho carne, Jesús tuvo que dedicar tiempo, estudio y amor a Las Escrituras al igual que tú y yo. Por eso podemos ver a un Jesús declarando la Palabra de Verdad cada vez que el diablo le tentó en el desierto. (Lucas 4). Si en algo debemos invertir tiempo en esos años de silencio, es en el estudio profundo de Su Palabra, porque cuando tengas al frente a una multitud, debes tener algo que darle, un pasto fresco para Sus ovejas hambrientas.
  • Desarrolló Identidad: Días antes de que Jesús comenzara su Ministerio ante las masas, que duraría unos 3 años hasta su crucifixión, fue llevado al desierto para ser tentado por el diablo. Para nadie es un secreto que el enemigo quiso poner en duda la Identidad de Jesús al tentarle diciéndole “Si eres Hijo de Dios… di que estas piedras se conviertan en pan” “Si eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo” (Lucas 4). Jesús antes de comenzar Su Ministerio, públicamente, tuvo que ser afirmado y cimentado en Su Identidad como Hijo de Dios, porque sabía que necesitaba estar firme en esa revelación hasta llegar a su muerte, muerte de Cruz.

Antes de culminar quiero darte otro ejemplo de esos “30 años de Silencio” que son necesarios para formar el corazón de todo hombre que deseaba ser usado poderosamente por Dios. Por un lado tenemos a José, quien fue vendido por sus hermanos a los 16 años, luego traicionado por la esposa de Potífar, y para completar encarcelado por un delito que no había cometido. José había recibido un sueño, al igual que muchos de nosotros, pero tuvo que pasar ciertos -Procesos- antes de poder ver ese sueño hecho realidad. Para nadie es un secreto todos los malos momentos que José vivió, pero los que muy pocos saben, es que fueron en esos años difíciles y de Anonimato, donde José fue tratado por Dios, su corazón orgulloso y prepotente de hijo favorito, fue reducido a un corazón humilde y manso, ¡Solo Dios puede hacer ese tipo de Milagros!, PEROOO, a sus 30 años fue nombrado Vicepresidente de la República Egipcia (Génesis 41:37).

Del  otro extremo tenemos a David, un joven pastor de ovejas, que amaba plenamente su trabajo, un experto en tapar boca de osos y leones, apasionado por cuidar el rebaño de su padre. A sus 16 años fue ungido como Rey (1 Samuel 16), pero no fue hasta sus 30 años (¿Qué casualidad no?) que comenzó a reinar sobre Israel. ¿Pero qué sucedió durante esos 14 años luego de haber sido Ungido como Rey de Israel?, pues fue formado su corazón, para eso Dios le  puso al lado de rey Saúl, quien en un sinnúmero de ocasiones intento liquidarlo, sin embargo David se mantuvo firme, amando hasta el fin. Dios a veces permite la presencia de algunos “Saules” para formar en nosotros el guerrero que El quiere que seamos.

 Estoy seguro que Dios ha estado inquietando tu corazón, y tal vez has entendido porque aun no has visto los milagros que Dios dijo que haría a través de ti, o de las señales que manifestaría en tu Iglesia,  puede que la respuesta es que te encuentres en tus 30 años de Silencio, en donde Dios esta moldeando tu corazón y tu carácter para que cuando llegue el momento ¡Te Encuentres 100% Preparado!. Vale la pena destacar que esos 30 años, pueden tardar meses, días, horas, un año, o 5 años, ¡No se cuanto tiempo!, eso solo depende de tu deseo de ser Transformado y Entrenado en la Intimidad.

Mientras, ¡Sigue Preparándote!, ¡Sigue creyendo!, ¡Sigue desarrollando Carácter!, porque cuando menos te lo esperes, Dios te sacara de detrás de las ovejas, y te llevara al Palacio… tu destino. ¡Tan Solo Cree!

@DanielCorzo1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s