Cómo salir del Clóset

Salir del clóset es fácil. Simplemente requiere valor y decisión. Antes era un proceso difícil y complicado, no solo por razones culturales, sino también por cuanto no había profesionales especializados en la materia que brindaran adecuada asesoría. Hoy es más sencillo. Muchas personas lo han logrado. ¡Usted también puede hacerlo!

No se quede entre el clóset. ¿De qué se esconde? Salir es menos problemático que vivir para siempre allí, entre la oscuridad. A la larga el alma duele. Sólo hay una manera plena de vivir: ¡AFUERA! Manos a la obra. Estoy para ayudarlo. Siguiendo estas pautas, usted puede salir del clóset sin traumatismos.

Lo primero que debe hacer es ubicar la puerta del clóset y determinar si es corrediza o de bisagras.

Si es corrediza, debe establecer hacia qué lado se desplaza la puerta Esto es clave, porque es precisamente en esa dirección que debe empujarla. Recuerde que su objetivo es salir del clóset; si la empuja en dirección contraria, difícilmente lo conseguirá.

Si la puerta es de bisagra, normalmente se abre empujándola de adentro hacia afuera.

Una vez que usted ha abierto la puerta es fundamental que coloque un pie fuera del closet. El siguiente objetivo es sacar el otro pie del mueble para que de esa manera todo su cuerpo -y usted mismo, por supuesto- queden por fuera también.

Sacar el otro pie no es muy complicado: apoye fuertemente sobre el piso el pie que ya tiene afuera; acto seguido, levante el otro pie y trasládelo 30 ó 40 centímetros hacia adelante, cuidando que aterrice en zona externa al mueble. Esto es fundamental, de lo contrario, usted seguirá dentro del clóset o metido a medias entre él, una ambigua situación que debe evitarse a toda costa.

Si usted, siguiendo estas instrucciones, tiene ambos pies fuera del closet, lo mismo que sus piernas, su tronco, sus brazos, manos y cabeza, es de fuerza concluir que ha conseguido realizar plenamente el objetivo que nos habíamos trazado al inicio de este escrito: salir del clóset. ¡Felicitaciones! Usted es una persona libre, una persona exitosa.

Atención: en el caso de que estando dentro del clóset, usted encuentre que la puerta está con llave y que por esa razón no puede abrirla, no se desespere, no llore, no haga pataletas, ni niñada alguna, por no decir otra vaina… Con toda confianza llámeme a mi celular, aquí está mi tarjeta. Con todo gusto yo le ayudo a salir. Estoy para servirle.

Daniel Corzo (Cerrajero a Domicilio)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s